El consumo de lácteos puede ayudar a prevenir la obesidad, la diabetes tipo II, el colesterol y la presión arterial. Su alto contenido en calcio dificulta la acumulación de grasa.

Consumir las cantidades diarias recomendadas de leche y productos lácteos, dentro de una dieta sana y equilibrada, puede ayudar a mantener la salud y prevenir algunos factores de riesgo cardiovascular como la diabetes tipo II, la hipertensión y la obesidad, según la Guía de Lácteos en Cardiología.

Lácteos Saludables

Mostrando todos los resultados 7